jueves, 6 de marzo de 2014

NO PERDAMOS LA ESPERANZA

Es muy fácil sentirte bien, ser optimista y tener esperanza cuando todo va bien.


 Lo difícil es seguir manteniendo la esperanza cuando las cosas empiezan a torcerse. 
Pero es precisamente en esos momentos cuando debes practicar y tratar de generar emociones positivas. No se trata de engañarte a ti mismo y decirte que todo se solucionará mágicamente, sino de confiar en tu capacidad para solucionar problemas, en que se te ocurrirá algo y superarás el obstáculo, en tu capacidad para generar rutas alternativas para alcanzar tus metas.
 Solo así lograrás mantener viva tu esperanza.
Tomado de:
 about.com motivación

No hay comentarios:

Publicar un comentario