sábado, 22 de febrero de 2014

GRACIAS SOY VENEZUELA

No debemos desanimarnos, mucho menos perder la esperanza, el dolor en nuestros corazones por las vidas que se han ido buscando la justicia de ésta  patria pasarán a ser estrellas que guíen nuestro camino por la oscuridad, y luego iluminen eternamente en nuestros corazones.


 Quiero agradecer la solidaridad de tanta gente en el mundo, que nos desea la paz, y la tranquilidad, sus buenos deseos de que se logre en éste hermoso país  la paz y la conciliación, nos arroparán de luz protectora y nos guiarán a conseguir ese camino que tanto necesitamos.


No olvidemos:
 Que después de la tempestad viene la calma, sigamos pidiendo con fe la unión y la bendición de Dios para,éste país.


El gran poder que dirige la existencia humana aliviará nuestros corazones, los llenará de luz, quitará las piedras del camino para que podamos seguir adelante,  no debemos perder la fe jamás.

No hay comentarios:

Publicar un comentario