viernes, 17 de enero de 2014

SUMERGIDOS EN LAS PREOCUPACIONES

Existen muchas cosas que nos preocupan, los hijos, nuestro trabajo, la salud, la economía, la pareja, la contaminación ambiental, la inseguridad, por mencionar algunas...
Pero cuando hacemos una lista de las cosas que nos preocupan, podemos analizar cuál de todas esas situaciones  que nos causan tanta preocupación podemos resolver...
Quiero decir con esto, que hay un número  de circunstancias en las cuales no podemos influir directamente para poder solucionar los problemas a nuestra preocupación, y hay otras en la que nuestra participación, nuestra acción  si puede proporcionarnos esa tranquilidad.
Haz tu lista, de dos columnas en las que puedes influir tú y la otra columna en la que tu participación es difícil para solucionar de inmediato...
Este ejercicio da muy buenos resultados porque hay momentos en nuestra vida en la que estamos cargados de miles de preocupaciones, y debemos detenernos a analizar esa carga que es tan pesada y cada vez va agarrando más volumen DENTRO DE CADA UNO DE NOSOTROS


 En aquellas cosas que tú puedas participar y solucionar rápidamente actúa, en aquellas otras en las que no puedas por favor ten fe y entrégalas  al universo ponlas en mano de esa inteligencia superior para que las resuelva por ti.
Mi padre decía:
Que la preocupación era la unión de dos palabras, antes Y ocuparte.

Ocúpate,   de lo que te preocupa... si está en tus manos resolverlo

COMPARTE A QUIEN LE PUEDA SERVIR

No hay comentarios:

Publicar un comentario